PLENILUNIO   DE   SAGITARIO

 

La fuerza de Sagitario es intensa en significados y matices, expansiva lógicamente en todos los sentidos y tras la energía transmutadora del pasado Signo, impacta pensar en la Luna Nueva del día Once en Escorpio, dos días antes de los sucesos que nos han impactado hasta el punto de alterar todo aquello que a nosotros nos parecía normal.

Todo ello ha precipitado sobre la humanidad una nube tan peligrosa como las mismas armas. El temor, comprensible pero devastador en otros niveles, ya que en Sagitario el intelecto se ha desarrollado siendo más sensible a lo que nos rodea, aún cuando el final de la energía de Piscis en su parte más negativa se niega a desaparecer, usando el fanatismo y la religión para justificar sus actividades creando el inevitable choque con las libertadoras energías de la Era de Acuario

Sagitario está conectado en forma definitiva con la aparición en la Tierra de la humanidad.

Nuestro Planeta es el regente del Alma de Sagitario y  a través de la Tierra vivimos la tan necesaria energía del Tercer Rayo der Actividad Inteligente que nos ayuda a prepararnos como discípulos para la futura experiencia en Capricornio. Recordemos siempre la total continuidad de proyecto del Signo anterior y el posterior al Signo que estamos experimentando.

Júpiter como regente Exotérico de Sagitario lleva a la expansión de cuanto sucede sin que haya una distinción entre lo positivo y lo negativo.

Ese aspecto deviene de nuestro libre albedrío, de cómo administrar nuestras posibilidades y todo cuando los innumerables ciclos de vida nos han concedido. No obstante la inmensa belleza del Segundo Rayo de Amor Sabiduría amplía de forma más intensa de lo que es aparente la Luz de las Almas encarnadas en estos tensos momentos.

Cuando los planetas exteriores crean un diálogo entre ellos y lógicamente aunque de forma más breve con el resto de los planetas, se ha podido comprobar a través de siglos de historia en la humanidad que ésta, se va a ver envuelta en acontecimientos que harán estallar los paradigmas que nos han llevado a una cierta comodidad o indiferencia hacia puntos del planeta que nos parecen lejanos y hace aproximadamente ochenta años con el descubrimiento de Plutón en Cáncer el mundo entero tuvo que cambiar. Este Planeta reformador de Almas y de formas de vivir se encuentran en oposición en Capricornio, Ley, Orden, Justicia y Saturno entrando en Sagitario comienza a remover a fondo las raíces karmicas de nuestra historia.

Nada surge de súbito, la Ley del ojo por ojo significa precisamente eso, que los sucesos benignos o que nos llevan al sufrimiento, devienen de actos anteriores y que si respondemos con la misma negatividad como parece que va a ser, difícilmente esa espiral desaparecerá aun cuando la aparente tranquilidad de diversas épocas lleve al olvido.

Marte es el Regente jerárquico de Sagitario y su Sexto Rayo está colaborando en el despertar del fanatismo así como en el sentimiento colectivo del olvido de países lejanos arrasados por intereses y abandonados a su suerte después. En este mes prácticamente todas las energías de Rayo están presentes. Los Rayos Cuarto, Quinto y sexto más el mencionado Segundo y tercero a través de Júpiter y Tierra, los Rayos Primero y Séptimo como comenta Saraydarian, fluyen a través de Marte.

Se escucha constantemente la palabra “misiles” y viene a la mente el significado final del Signo. Las flechas que hemos lanzado a través de los tiempos. La palabra citada significa claramente flechas sin alma, pero cuando la flecha de tantos discípulos como han despertado y actúan firmemente hoy, se comprende que ni el centauro ni el caballo es necesario para actuar porque el contacto con esa Alma y con el Todo no necesita nada más que ser parte del Plan.

Uno de los regalos que ofrece Sagitario es un silencio que cuesta mantener por todo ese cambio de paradigma en nuestro mundo, especialmente el de la mente, pero quienes estén en el camino del discipulado saben bien la importancia de ese silencio en un mes tan especial y grato a los ojos del Logos.

Que el amor y el no enjuiciar, logren en un momento especialmente tenso, lo que difícilmente puede lograrse bajo la energía de otro Signo y especialmente en el período de Luna Llena.

Desde el corazón

Joanna

 

ENLACE A BLOGSPOT DE JOANNA 

 

ASTROLOGÍA ESOTÉRICA